miércoles, marzo 05, 2008

Cuando ya no importa


Acabo de vivir una de esas historias que nunca se olvidan, que no te dejan indiferente y que no todos debiéramos recomendarnos a nosotros mismos ni a nuestros seres queridos, pero me ha ayudado a entender el misterio de la vida. La vida absurda, la vida breve, la vida aparcada en la roulotte de los sueños.

Morir y despertar son la misma cosa.

La bondad no está de moda. Parece un tema anticuado, todo aquello que sientes cuando haces algo por alguien cuando lo necesita, o simplemente para que se sienta mejor y tu no esperas nada a cambio. En la vida o en los sueños, (ya no sé si estoy despierta o dormida), además, no suele funcionar. Sin embargo, hay momentos de la vida que son realmente difíciles donde piensas en lo peor y es entonces que con esta virtud que transmite la gente que te quiere hace que llegues a salir confortada con la bondad del ser humano. Piensas en lo felices que puedes hacer a los demás. Y no es Dalai Lama, ni si se te apareció la Virgen, sino ser una mujer que puede hundir sus pies descalzos en la hierba bañada por la lluvia y respirar hondo en ese momento animal y todos los momentos que te restan...

Como en la película de Isabel Coixet “Mi vida sin mi”, todos nos hemos atrevido alguna vez a imaginarlo, sobre todo en la niñez, a pensar como seguirá todo por ahí rodando sin estar nosotros para contarlo. Lo que no suponía es que se puede hacer de otro modo. Viéndolo a través de una rutina donde llueve, donde no deja de sonar el teléfono, donde tus hijos te reclaman, escuchando una canción de amor encerrada en el coche y tomándote la última ración de tarta de queso que queda en el último bar abierto en el mundo una desapacible noche de invierno...

Cada uno hará su reflexión sobre esta lección de vida, para mí casi el más magnífico testamento a dejar en vida. Alguien me contó una vez qué sería de nosotros si nos quedara tan poco tiempo para ser felices hace tres semanas me dijeron que tenía un cáncer, he vivido una verdadera pesadilla, la peor de mi vida, pero he aprendido muchas cosas, los médicos son los más felices de la especie humana: los éxitos que puedan tener son proclamados por el mundo mientras que sus errores los cubre la tierra”.

Gracias, gracias y mil gracias, por vuestro apoyo, por vuestros ánimos, por ese positivismo, esas ganas de seguir arrancándome una sonrisa y sobretodo por… esa bondad.

18 comentarios:

Juanjo dijo...

Jo, Carmen, ¡vaya putada! Tienes que haberlo pasado muy mal. Es una situación que se me escapa, pues, aunque pienso muchas veces en la muerte, no es lo mismo tenerla pegada a los talones que imaginarlo.
En estas situaciones aparecen las buenas personas y los buenos amigos, como bien dices, y su abrazo reconforta.
Espero que estés totalmente recuperada, y ya sabes donde estoy para lo que necesites.

Un beso muy fuerte.

Camille dijo...

Mi niña, para lo que quieras. No nos conocemos personalmente pero te tengo muchísimo cariño. Eres un cielo y eres una tía positiva, así que échale guevos y lucha!.
(te estoy abrazando).
Muchísimos besos (todos)

MAMI dijo...

En estos momentos que has pasados muy duros sabes realmente quien te quiere y está a tu lado no olvides jamas porque desgraciadamente nos olvidamos pronto de lo bueno que tenemos en nuestro entorno y ademas eres una mujer cojunada fuerte y valiente, tenemos que pensar que la vida nos puede cambiar en decimas de segundo se feliz y que esto quede como una historia más de tu vida. piensa que alguna vez por chorradas nos enfadamos y no vale la pena

SE MUY FELIZ DESPUES DE ESTA EXPERIENCIA NUEVA

te quiero

mami

JUANA dijo...

Carmen;

QUE SERIA DE NUESTRA VIDA SIN"TI"

LOS QUE TE QUEREMOS, NO QUERIAMOS NI IMAGINARLO.ERA TAN DOLOROSO QUE
SE NOS ROMPIA EL ALMA,EL CORAZON Y NOS LLENABA DE ANGUSTIA SOLO DE PENSAR EN TU SUFRIMIENTO.

TE QUEREMOS TANTOOOOOOOOOOOO

mila dijo...

Carmen.
Ni te imaginas lo que me has removido por dentro estos días. Cada día he pensado en ti, cada día. Y me sentía muy impotente, sin saber bien qué hacer o no hacer.
Esta sorpresa es la más grande, la más feliz del mundo.
Me sumo a los otros: eres una tía COJONUDA, porque los cojones, en realidad los tenemos nosotras.

TWO dijo...

Alguien dijo una vez que la vida misma te da las claves y las pautas para saber vivirla, através de las fortunas o las adversidades que te propone; sólo es cuestión de ser un buen estudiante.

Luisru dijo...

Qué mal lo tienes que haber pasado, pero si escribes cosas tan lúcidas como ésta es que ya tienes mejor presencia de ánimo. Mucha suerte, seguro que todo sale bien.

Besos.

NOE dijo...

Carmen, mucho ánimo y arriba con todo, que si algo me ha enseñado la vida es que con todo hay que poder, y te aseguro que aunque a veces pese mucho se puede.
Yo tambien pasé por una situacion que me cambio la vida de la noche a la mañana, pero aprendes a vivirla de otro modo, a aprovecharte de ella, y disfrutar de cosas y momentos que quizá otra gente no pueda ni apreciar, y te puedo asegurar que esos momentos son muy bonitos.
Un beso muy grande de parte de todos nosotros, que sabes que para lo que necesites estaremos cerca.
PD: Tienes que hacerte una escapadita y venirte a conocer Astorga.

Anónimo dijo...

Hace un mes nos regalabas un post sobre el optimismo, fue una clase magistral de teoría. Y en aquel momento, alguien en horas bajas, pensaría lo fácil que resulta hablar de optimismo cuando se ven los toros desde la barrera.

Durante las ultimas tres semanas, has llevado admirablemente a la práctica esa teoría.
Dicen que, en teoría, no hay diferencia entre teoría y práctica, pero en la práctica si que la hay.

Y tú, como muy pocos, nos has demostrado que la teoría y la práctica son una misma cosa.

hl gp

Pedro (Glup) dijo...

Carmen, me he quedado de piedra.
Preciosa.
Sin más palabras te abrazo (para demostrarte mi cariño y para que no me veas las lágrimas)
Jo.
Guapa, guapa.

Conchi dijo...

Lo siento, mi niña. Son pruebas extrañas a las que nos somete la vida, y digo extrañas porque, aunque hayamos pensado en ellas mil veces, hasta que no se nos presenta de manera real no somos capaces de saber su verdadero alcance en nuestro interior.
Un beso y un fuerte abrazo, preciosa.

Anónimo dijo...

http://www.dottorlivingstone.com/site/09_multimedia/img/a_LAS11_LassenzaII112.mp3


Espero que te ayude.
No pierdas nunca la ilusión

Anónimo dijo...

disculpa, no se había publicado parte del link

http://www.dottorlivingstone.com/site/
09_multimedia/img/a_LAS11_LassenzaII112.mp3

Juanjo dijo...

¿Cómo estás Carmen? Espero que vaya todo mejor.

Un beso.

Anónimo dijo...

esperamos tus sugerentes posts a los que nos tienes acostumbrados.
hl gp

Bego dijo...

Espero q estés bien... se echan d menos tus letras!

Un abrazo,
Bego

Anónimo dijo...

Buenas, disculpa la intromisión de un desconocido en tu blog, pero no he podido evitarlo.........buscando música por la red tropezé con tu recopilación de final de año y de ahí a tus post..........siento que hayas tenido que pasar por una enfermedad tan atroz.....pero si me lo permites quisiera hacer un comentario repecto a “los médicos son los más felices de la especie humana: los éxitos que puedan tener son proclamados por el mundo mientras que sus errores los cubre la tierra”...........me hizo pensar.........
Creo que es un poco injusta......... los médicos son las personas que mas abuelas o abuelos , madres y padres, hermanos o hermanas, tenemos del mundo.......cada uno de esos pacientes que tratamos lleva algo nuestro........nos los llevamos a casa y nos quitan las ganas de comer y el sueño y lloramos en silencio sus pérdidas....................La medicina se vive en la cabecera del enfermo, pasándolo mal cuando ellos lo están y cuando las cosas van bien......bueno es lo que se supone, no?, para eso son médicos......pero pocas personas parecen darse cuenta que pocas cosas hay tan poco exactas en la vida como la medicina.......y quién asume los riesgos con el paciente?.........puedes imaginar lo que supone reconocer y aceptar que te equivocaste, y sobre todo, seguir vivendo con ello?.......los éxitos que podamos tener nos aportan la fuerza para poder seguir luchando día a día en una profesión que pocas palmadas en el hombro te dá y aquello que la tierra cubre........no por estar cubierto cae en el olvido, lo llevamos grabado en lo mas profundo de nuestro ser humano y profesional y tratamos de no olvidar lo que nos enseñaron, por si pudiese ser útil en el futuro a otro..... ( médico o no ). Ser un buen médico va mas allá de ser un buen científico. No pretendo con esto ofender, sino hacer reflexionar sobre los que estamos al otro lado ( lo que sentimos y vivimos ). Animo y suerte.

Anónimo dijo...

EXPRESAR COMO TU EXPRESAS Y CON LA EXPERIENCIA TAN DURA POR DELANTE, SOLO LO CONSIGUE UNA MAESTRA DEL SABER HACER, DEL SABER PENSAR...

CUIDATE, SE FUERTE Y TODO PASARÁ, PORQUE TIENES LO MAS IMPORTANTE, LA CAPACIDAD PARA COMPRENDER LAS CLAVES DE LA VIDA.

UN BESO PARA QUE TE CURES.