lunes, noviembre 06, 2006

El tamaño sí importa


A raíz de la polémica originada en la Pasarela Cibeles por la exclusión de algunas modelos que no superaron el examen del índice de masa muscular, he escuchado criticar, cómo no, a las revistas femeninas. Es justo que reciban su parte por promocionar un tipo de mujer inalcanzable, fotografiando a bellas modelos vestidas con moda cara, bolsos de ensueño y zapatos de pitón. También por convertir algunas de sus páginas en una auténtica parafarmacia. Y sin duda por publicar, en un alto porcentaje, cuerpos exentos de michelines, estrías y juanetes. Es cierto, las revistas llamadas de alta gama no se prodigan en las tallas grandes ni «bookean» a modelos gorditas, a no ser que se llamen Cristal Renn. Los estereotipos acaban derrumbándose a causa de las excepciones. Y es curioso que esos mismos críticos suelan mendigar una entrevista en ellas cuando publican un libro, así funciona la hipocresía. La evolución de la prensa femenina ha sido imparable, y el género se ha sofisticado. Sus páginas de moda pueden enamorar a unos e irritar a otros, que las consideran lo más frívolo del mundo. Pero ésa no es razón para que estas revistas sean vapuleadas por los cánones que ofrecen ni por su pretendida superficialidad. Es cierto que nuestra sociedad se ha rendido a las servidumbres de una cultura hedonista, dotando al cuerpo de un valor exorbitante a causa de la caída del resto de valores. Mirar y ser mirado, identificarse con una marca o un diseñador, con un logo o con una tendencia, son ejercicios libres que tan sólo en casos patológicos afectan a las representaciones de uno mismo, a la cohesión y a la autoestima. Dicen que la cuota de narciso que se necesita para vivir sin complejos hay que desarrollarla en el proceso de crianza, cuando los otros hacen de espejo. Es en estos casos cuando pienso con más simpatía en los hombres. Criaturitas. Toda la vida obsesionados con las medidas y, al final también tienen sus problemas de identidad. Les pasa como a nosotras: que no se ponen de acuerdo con las tallas…

Super Superman - Miguel Bosé

6 comentarios:

Di dijo...

hola maca!!!
yo sabes a la conclusión que he llegado para no preucuparme de mi pelo, de mi cara, de mi culo... un dia me dije: no soy guapa, no tengo un cuerpazo, no y què???
para quien me quiere estoy bien y para mi no estoy mal...

Carmen dijo...

Tu estás estupenda de la muerte! Vaya ojazos tienes, y ese culo, que me dices de ese culo!!!!
Besos my Di.

mila dijo...

Después de un buen polvo, una se siente siempre guapísima.
Así que menos cremas y más sexo.
ala,qué promiscuo me ha quedado...

MALiZiA dijo...

es cierto que la sociedad impone modelos, pero hay que mandarlos a pasear bien lejos, y ser como uno se le dé la gana. qué tanto!
un beso.

Conchi dijo...

La única talla que me preocupa es la de la estupidez, procuro mantenerme a dieta para quedarme con la que tengo y que no aumente.
Un beso, linda.

adri dijo...

di! K es de la teva vida!!!

A veure si ens veiem! no?!

Molts besitos!