miércoles, marzo 28, 2007

El escándalo está servido



Repaso los anuncios denunciados en el Observatorio de la Publicidad sexista del Instituto de la mujer y me sorprende comprobar que entre ellos no aparece ninguno de los reclamos eróticos que abundan en las páginas de contactos de los periódicos y en muchos canales de televisión. Algunos ejemplares proscritos son verdaderamente ofensivos: unas bragas negras, “enseña tus formas”, con el objetivo de vender tu coche; unos traseros pornográficos que animan a canjear puntos de móvil, o una mujer desnuda de cintura para abajo con la excusa de “vestir tu oficina”.
Pero a su lado conviven imágenes de modelos de lencería de marcas italianas, cuya indolencia podría ser criticada por su sosería, pero en ningún caso resultan más llamativa que una portada de dominical con Scarlett Johanson. Una elegante mujer con flequillo que cubre su torso desnudo con sus brazos, sosteniendo un frasco de perfume de alta gama, también forma parte de la publicidad denunciada. Por mucho que lo miro, no percibo ningún signo escandaloso. Nada que ver con las mujeres con látigos y cuero negreo de Helmut Newton ni con los inquietas rostros y senos de Man Ray.


No sé si el Instituto recogerá en su próximo informe el anuncio de un café donde el dicho cruel de que los hombres no pueden hacer más de dos cosas a la vez se convertiría en categoría. O el de una compañía de seguros que se presentaba como la auténtica respuesta de los “maridos inútiles”. Es curioso como algunas campañas, en nombre de la audiencia, se atreven a ridiculizar a los sexos y pretenden seducir a la vez a través de un humor picante que, en lugar de atracción, produce rechazo.
No deja de sorprenderme que la interpretación de una imagen pueda causar reacciones tan dispares, como la referida en el anuncio de Dolce & Galbana, retirado en todo el mundo. Quienes conocen la trayectoria de estos diseñadores italianos saben que el juego erótico forma parte de su imaginario fetichista. Solo es un juego, una pose, ellos trabajan por el progreso de la mujer, sería una contradicción presentarla de una manera degradante. A veces hay colectivos que pretenden hablar en nombre de las mujeres, sin detenerse a reflexionar sobre la pluralidad de lo subjetivo y de las diferentes variantes en las que hoy se declina de identidad femenina.
No hay duda de que la publicidad es un antidepresivo. Se apropia del lenguaje del poder y del éxito, del confort u del bienestar. Mundos redondos donde la belleza es incuestionable, utopías y paraísos. Más allá de sus alardes provocativos, sus modelos de conducta deben buscar el equilibrio ética y creatividad. Es inaceptable que se perpetúen unos estereotipos caducos acerca de las mujeres: pasividad, sumisión y lejía, pero igual de ofensivos que resultan aquellos que tratan al hombre como un inútil. Dicen que la experiencia es un grado, ojalá las mujeres, que nos hemos doctorado en la lucha contra el sexismo, contribuyamos a demostrarlo.

Últimamente los del GOEAR están mareando un poco la perdiz, así es que para escuchar la canción que adjunta este post pincha aquí

8 comentarios:

Camille dijo...

Hola guapa, tienes toda la razón del mundo. El anuncio del café cuando lo daban se me ponían los pelos como escarpias.

Ha sido en todo el mundo donde han retirado el anuncio de D&G? es que me pareció entender que había sido en Spain. Les oí decir a los dos (D&G) que estaban ya muy hartitos de la susceptibilidad española, siempre teniendo que dar explicaciones.

Lo de las bragas me ha hecho mogollón de gracia jajajaja

25palabras dijo...

todo lo que ofende repugna, da igual el sexo, por lo menos a mí.
;)
besos

mila dijo...

Lo apuntabas al final del post. ¿Sabes qué publicidad me ofende a mi?
- Las señoras (siempre secretarias) de oficina cuya única preocupación es quién lleva la camisa más blanca.
- La pazguata que acaricia la camisa blanca de su marido y casi orgasmea
- El chico listo que sabe usar viacal y como recompensa viene la leona de su vecinita a hacerle "un favor"
Y en el top ten:
- Las supuestamente liberadas mujeres de PONDS que, gracias a sus cosméticos, consiguen que el marido que la iba a dejar por una más joven se lo "repiense" (claro, para qué mandarlo a la mierda, si puedes quitarte arrugas) o que retratan a las mujeres como unas putas entre nosostras que sólo queremos criticarnos ("haces mala cara"). Of course, a eso nos dedicamos todo el día.
Y no entro en los de corporación dermoestética o peor aún, en la bazofia esa "Cambio radical" porque me pongo mala, mala.
Pero la palma se la lleva un anuncio de Danone que vi en Buenos Aires:
"Si los demás te ven bien, tú te ves bien"
(o sea, al revés que el dicho!)
¿Y luego nos extrañamos que lo más pedido a los papás a los 18 sea un aumento de tetas?

Juanjo dijo...

El escándalo, por desgracia, es una gran forma de publicidad (y de propaganda política) Que te retiren un anuncio es como darle un Oscar al publicista: todo el mundo hablará de él.
¿Quién no ha probado una hamburguesa XXL de Burguer King después de la prohibición de su publicidad?
En cuanto al sexismo, me alegro de que estés en contra de la discriminación, sea del sexo que sea. Por ejemplo: el domingo pasado se celebró en Castellón la "Cursa de la Dona", que consiste en un paseo más o menos rápido de mujeres de diferentes generaciones en chándal (desde recién nacidas hasta octogenarias), a la que está prohibida la asistencia de hombres. ¿Por qué?

Pedro (Glup). dijo...

Pues eso, de acuerdo.

Luisru dijo...

Mila, completamente de acuerdo contigo, se puede decir tan alto pero no más claro, la publicidad está llena de machismo. El peor anuncio que recuerdo es el de 'Chicas, teneis que estar preparadas para el efecto Axe', en el que salían unas muchachas escasamente vestidas trabajando en un Burger o en mitad de un incendio. Patético. Y lo de Dolce & Gabana no me parece para tanto. Es un tema que ya comenté aquí, dejo el enlace por si a alguien le interesa:
http://cerdoagridulce.blogspot.com/2007/02/polvaredas.html

Conchi dijo...

Totalmente de acuerdo, para que negarlo; la discriminación, la chufla gratuita y la explotación de estereotipos es negativo pero un camino fácil para la publicidad... consiguen su objetivo de la manera más sencilla.
Un beso, preciosa.
(Lo de distraida no era un recurso literario, ando así, muuuuy distraida, pero seguro que se me pasa jejeje. Gracias, eres un cielo.)

Lurka dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo!! Además me cabrea igual el anuncio del café que comentas (por ejemplo) que los que ha puesto Mila. Igualdad es respeto, en todos los sentidos y por ambas partes.