viernes, enero 12, 2007

El principito


El principito fue a ver nuevamente a las rosas:

No sois de ningún modo parecidas a mi rosa, ustedes no sois nada aún – les dijo. – Nadie os ha domesticado y no habéis domesticado a nadie. Sois como mi zorro. No era más que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de él, y ahora es único en el mundo.

Y las rosas estaban muy incómodas.

Sois bellas, pero estáis vacías – agregó. – No se puede morir por vosotras. Seguramente, cualquiera que pase creería que mi rosa se os parece. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigué bajo el globo. Puesto que es ella a quien protegí con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuché quejarse, o alabarse, o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades princesita!!
hl gp

mila dijo...

Uix, ¿Se me escapa algo?¿Felicidades por qué?
Yo simplemente quería decir que es insultante la capacidad reflexiva e incisiva de El Principito. Cúanta verdad en un niño extraño

Carmen dijo...

Mila cántame el cumpleaños feliz!!!

Conchi dijo...

¿Estás de cumple?...nu sé...joo, no me entero de nada...
Bueno, si lo estás FELICIDADES, PRECIOSA, Y UN FUERTE BESO.
(Si no lo estás, perdón por la metedura de pata, borras el felicidades y te quedas igual con el fuerte beso, jejeje)

Carmen dijo...

Sí, sí, afirmativo, hace ya 3 días que soy un año mayor (pero aun no me han salido las patas de gallo, eh?), Gracias Conchi!